cómo ahorrar dinero con la domótica

cómo ahorrar dinero y energía con la domótica

Con el paso del tiempo y los cambios en la sociedad, el consumo de energía que se realiza tanto en los hogares como en los espacios laborales y públicos ha evolucionado. Por una parte, nos encontramos la subida constante de los precios de la energía y, por otra, el aumento de la gente que trabaja o se educa desde casa. Además,  no hay que olvidar el incremento de empresas que apuestan por una jornada continua para sus trabajadores.

Estos cambios imponen la necesidad de tomar una posición diferente frente al uso de la energía que realizamos. Para ello, nada mejor que apostar por la domótica, que nos hace la vida más cómoda, nos permite conseguir una ahorro de hasta un 75% de la factura da la luz y permite un uso mucho más eficiente de la energía; con el consecuente beneficio para el planeta.

¿En qué nos puede ayudar la domótica?

-Instalación de sistemas de control de luces y climatización. Con ellos se pueden controlar todas las luces, persianas y cortinas de un lugar desde con un solo botón y, dependiendo del sistema, desde cualquier parte ¡se acabaron las dudas sobre si se han dejado las luces encendidas o no!

-Cambio de interruptores de la luz por dimmers. Este sistema permite controlar la intensidad de la luz, permitiendo hasta un 75% de ahorro energético ya alargando la vida de la bombilla.

-Instalación de sensores de movimiento. Con ellos solo se consume la energía necesaria para iluminar el lugar mientras se esté en el. Es perfecto para zonas de paso común como portales de viviendas, almacenes o pasillos.

-Programación de encendido y apagado de luces. Este tipo de sistemas es ideal para la iluminación de exteriores, sobre todo en lo que refiere a la iluminación de elementos arquitectónicos. También es perfecto para el uso en jardines privados. Además, se pueden adaptar a la época del año y a las necesidades que se tengan.

-Control de electrodomésticos: existen sistemas que permiten controlar la puesta en marcha de electrodomésticos en aquellas franjas horarias en las que el precio de la energía es menor. Otros permiten el apagado de circuitos eléctricos no esenciales, como la climatización, antes de alcanzar la potencia contratada.

Estas son solo algunas de las soluciones que nos presta la domótica pero son muchos los campos que puede abarcar como sistemas de riego, detectores de averías en el agua y el gas. Es cierto que la domótica puede parecer una gran inversión en un principio pero, a largo plazo, podemos asegurar que tanto el bolsillo como el planeta lo agradecerán.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




1 + 4 =