ArcelorMittal y Schneider Electric, una colaboración de éxito

Conseguir que una planta siderúrgica esté en funcionamiento las 24 horas del día durante los 365 días del año, de un modo eficiente y saludable para personal y entorno, es más complicado de lo que parece. Pero con esta idea audaz y la colaboración entre ArcelorMittal y Schneider Electric en la fundición de Arcelor en Dunkerque, se ha logrado pasar de la teoría a la realidad.

La planta de ArcelorMittal situada en Dunkerque, Francia, es la mayor fábrica de acero del oeste de Europa. En ella se fabrican 7 millones toneladas de acero al año, que son destinadas a clientes internacionales de diferentes sectores como la automoción, el envasado de productos alimenticios o la construcción.

Los principales retos a cumplir para conseguir una producción continua y con menos residuos eran estos: cada vez que se detiene un horno este comienza a enfriarse inmediatamente, y conseguir que vuelva a la temperatura de fundición cuesta entre 1 y 2 días con las consiguientes pérdidas en producción, energía y tiempo que esto conlleva. Y, por otra parte, era necesario reducir la cantidad de polvo emitido en la atmósfera de trabajo así como en la región de Dunkerque, para poder cumplir con las normas dictadas por la Unión Europea.

Esto se consiguió gracias a la implementación de la arquitectura EcoStruxure TM Plant de Schneider, en la que también introdujeron su controlador Modicon M580 con conexión Ethernet. Así han logrado que la planta de ArcelorMittal tenga una mayor flexibilidad en sus operaciones. Con la aplicación de estas soluciones se ha permitido que el personal de la planta pueda realizar todas las tareas de mantenimiento y realizar los cambios necesarios en el proceso de producción sin tener que ralentizar o para los hornos ni la producción.

Con la implementación de EcoStruxure TM Plant se ha conseguido mejorar el proceso de creación de polvo para aumentar la calidad del acero y la fiabilidad del proceso. Esta arquitectura ofrece a la fundición una conectividad avanzada para obtener un mayor y mejor control de todo el proceso, desde la fundición hasta las oficinas administrativas.

Además, con la función CCoM (Cambio de Configuración sobre la Marcha) del Modicon M580, se ha permitido modificar el sistema de control de automatización a los equipos de mantenimiento e ingeniería, sin tener que detener el proceso.

Como resultado de esta colaboración, no solo se evita tener que detener la producción, sino que los niveles de polvo se supervisan a tiempo real, consiguiendo una calidad homogénea del acero y unas mejores condiciones de trabajo en el centro.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




doce + 11 =