Casas ecológicas inteligentes

Las ciudades que miran hacia la sostenibilidad y quieren convertirse en smart cities buscan que los edificios que forman parte del núcleo urbano no solo sirvan para proporcionar alojamiento a las personas, sino que sean capaces de ofrecer el mayor nivel de confort con el menor impacto económico y ambiental. Tanto los edificios ya construidos como los de nueva edificación pueden ser adaptados para ofrecer los mejores servicios a las personas con los mejores niveles de sostenibilidad medio ambiental. En este post vamos a ofrecer algunos consejos que nos permitan ahorrar energía mientras logramos reducir nuestra huella medio ambiental desde la tranquilidad de nuestras casas.

  • Controlar el calor y el frío. Uno de los puntos más controvertidos es la climatización. Esto es un elemento que no solo consume mucho, sino que malgasta un gran volumen de energía. Para conseguir un buen equilibrio y mejorar la sostenibilidad hay que instalar sistemas domóticos que sean capaces de aconsejarnos sobre cuándo y cómo poner la calefacción o el aire acondicionado. Estos sistemas se basan en cálculos de eficiencia y usan los datos de nuestro comportamiento y el clima en el que vivimos para que logremos hacer un uso justo de la climatización.

  • Reducir el gasto energético. Para vivir en un hogar ecológico y sostenible, hay que empezar por reducir la demanda energética que realizamos, puesto que realmente necesitamos mucho menos de lo que creemos. Siempre que sea posible, hay que emplear energía proveniente de fuentes renovables y tenemos que instalar mecanismos y sistemas que nos ayuden a reducir el consumo eléctrico, así como pasarse a la iluminación LED. También hay que aprovechar la iluminación solar y el calor natural del sol y, siempre que se pueda, aislar paredes, fachadas, puertas y ventanas.

  • Casas inteligentes. Tanto si se vive en una casa como en un finca, hay que procurar que los sistemas inteligentes y sostenibles que instalemos estén conectados a internet y que su uso sea sencillo. De este modo se puede implicar a todos los habitantes del inmueble evitándose el abandono del sistema. Además, los que están conectados a internet, permiten que los controlemos desde cualquier parte, incluso desde fuera del edificio. De este modo podemos recibir analíticas y avisos que nos permitan ajustar los parámetros y funciones para hacer siempre un uso sostenible de la energía.

  • Apostar por las nuevas tecnologías y sistemas. Hay que informarse y exigir las últimas soluciones tecnológicas que nos permitan crear un hogar ecológico e inteligente. Puede resultar un poco más caro, pero son una inversión que se recupera en muy poco tiempo. Además, con las últimas tecnologías nos aseguramos de que se incorporan aspectos no tradicionales de la sostenibilidad como la accesibilidad o la mejora de la calidad de vida.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




2 × 2 =