Coches eléctricos y autónomos: llega el cambio

El vehículo a motor va a cambiar más en estos 10 años que en los 100 anteriores. Esto es así por la llegada acelerada y casi a la vez del coche eléctrico y la conducción autónoma, dos tecnologías que prometen acabar con la contaminación y las muertes que causan los vehículos motorizados en especial, los coches.

Otros de los cambios que acarreará la implantación de estas tecnologías es uno que cambiará nuestra forma de vida y parte de lo que la rodea. Pasaremos de tener un coche en propiedad al pago por servicio. Así, la conducción al volante de un modo activo será imprescindible relegándose a usos profesionales o lúdicos. Por otra parte, la calidad de nuestro aire mejorará al no emitirse gases CO2.

Con la mejora de la capacidad de las baterías, que evolucionan prácticamente a diario, cada vez se recorren más km y los precios de los vehículos son más competitivos, además con ayudas proporcionadas por muchos gobiernos cada vez es más fácil hacerse con uno. Solo se necesita un mayor despliegue de infraestructuras de recarga. Se plantea que para el 2020 la autonomía real de un coche eléctrico sea de 500km y que su recarga no lleve más de 5 minutos.

Por otra parte, al llevar menos componentes (tubos de escape, transmisiones, cambio, etc) y llevar las baterías en el piso, se consigue mucho más espacio en el interior del vehículo. Por ejemplo, se puede lograr la capacidad del maletero de un Passat en un coche del tamaño de un Polo. Además, si contamos con la conducción autónoma, el volante y los pedales se podrán ocultar cuando no se usen dando más espacio y modulabilidad.

Este año se ha implementado la función automática de adelantamiento y cambio de carril en la conducción autónoma y se espera que entre el 2025 y el 2030 se abandone la conducción delegada. La última fase, una vez abandonada la conducción delegada, será la implementación de la Inteligencia Artificial, que proporcionará una conducción 100% segura. Estos equipos IA almacenan todos los protocolos de comportamiento de todos los actores que participan en el tráfico así como las particularidades de la conducción, clima y firme de cada comunidad.

Todos estos cambios también nos llevarán a usar más el coche compartido, reducir los tiempos de desplazamiento al haber menos tráfico y ser más eficiente, se disminuirán los accidentes, la contaminación y el gasto en gasolina, algo que agradecerá el planeta, la sociedad y nuestro bolsillo.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




cinco × cuatro =