Cómo ahorrar con la iluminación inteligente

Con los precios de la luz en escalada constante hay que pensar en qué podemos hacer los usuarios para intentar que la factura sea lo más baja posible. Una de las soluciones es ahorrar empleando sistemas de iluminación inteligente. Un ahorro que puede alcanzar el 90%.

Es cierto que cada vez somos más conscientes de los pequeños gestos que nos ayudan a ahorrar como no dejar las luces encendidas innecesariamente pero, al final del año, acabamos derrochando más energía de la que creemos. Ya sea por prisas o despistes subimos nuestra factura de la luz. Y no solo eso, contribuimos a una mayor contaminación y una menor sostenibilidad.

Para evitar esto al máximo posible tenemos la ayuda de la tecnología y los sistemas de iluminación inteligentes, creados para automatizar y racionalizar el uso de la iluminación. Se trata de sistemas que, más que algo caprichoso, salen realmente rentables. Además, podemos elegir – o lo ideal, combinar – diferentes dispositivos para lograr una mayor impacto en el ahorro.

Entre las posibilidades de las que disponemos tenemos las bombillas inteligentes. Con ellas podemos controlar remotamente su encendido y apagado para hacerlo cuando queramos o programarlo. La mayoría de los fabricantes de este tipo de bombillas también ofrecen apps móviles con las que establecer reglas básicas como programar el encendido y apagado a una determinada hora, o programar la intensidad de la luz en función de la hora del día, ajustándola así a nuestros biorritmos.

También podemos hacernos con enchufes conectados con los que no solo ahorramos, sino que nos proporcionan información a tiempo real sobre cuánto consumo el o los dispositivos que estén conectados. Con esta solución podemos conectar y controlar las luces, la televisión, la lavadora o incluso la caldera.

Estos enchufes también nos permiten crear una red de dispositivos conectados por toda la casa que consuman solo cuando es necesario. Además, gracias a las app móviles que vienen con estos enchufes, estos dispositivos nos informan cuando algún electrodoméstico ha terminado un ciclo para poder apagar a distancia. Con ellos se acaba el consumo fantasma.

Estas soluciones son una gran ayuda para lograr un buen ahorro en nuestra factura, que se verá reflejado positivamente desde el momento en el que las instalemos. De todas formas, nunca está de más comprobar si tenemos la potencia adecuada a nuestro gasto y necesidades. Otro pequeño gesto que nos puede ayudar a ahorrar más de lo que creemos.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




diecisiete − 3 =