Cómo prolongar la vida de los electrodomésticos

Renovar los electrodomésticos de casa es uno de los mayores desembolsos y gastos en el hogar y cada vez parece que lo tenemos que hacer más a menudo. Si te has preguntado por qué tu lavadora dura menos que las de antes es por la obsolescencia programada, es decir, la programación intencionada de los electrodomésticos para acortar su vida útil. Una técnica empleada por los fabricantes para estimular la compra de sus productos que provoca un gasto extra en nuestro bolsillo y que supone una carga muy contaminante por la expansión de los vertederos en los que van a parar.

-Aunque no podamos luchar contra la obsolescencia programada, si podemos seguir unas pautas y consejos para prolongar la vida de los electrodomésticos. Uno de los principales consejos para alargar la vida es la limpieza y el buen mantenimiento. Con la realización de una limpieza regular de los electrodomésticos conseguimos preservar la vida útil y su correcto funcionamiento. Por eso, además de una limpieza habitual los electrodomésticos deben estar cubiertos con fundas el tiempo que no se estén utilizando. Hay que usar trapos húmedos y secos para eliminar la suciedad y revisa que los cables están siempre en buenas condiciones.

-Dar un uso correcto es muy importante para su durabilidad. Ten siempre los manuales a mano. Allí nos indican cómo utilizarlo, conservarlo, etc. Algunas cosas nos parecerán lógicas, pero es importante conocerlo todo y seguir las recomendaciones al pie de la letra.

-Mantenimiento. Contar con profesionales y técnicos que realicen revisiones anuales de los electrodomésticos para saber que funcionan correctamente y tenemos que evitar, en la medida de lo posible los cortes de luz. Para ello, lo mejor es mantener los electrodomésticos desenchufados cuando no se estén usando así, si hay un fallo o una subida de tensión, no les afectará.

Estos consejos son aplicables a todos los electrodomésticos de nuestra casa y trabajo, pero vamos a destacar unos pocos centrados en los electrodomésticos más empleados y, por lo general, los que más inconvenientes nos plantean cuando se estropean: la nevera, la vitrocerámica y la lavadora.

-Debemos situar la nevera lo más lejos posible de fuentes de calor como la incidencia directa del sol, cerca del horno, etc. así evitamos el sobrecalentamiento del motor y que se funda.

-En la vitrocerámica, debemos prestar especial atención al cristal, que es su parte más delicada. Hazte con una tapa protectora que la cubra cuando no la usemos y cocinar con recipientes de fondo plano que aprovechen al máximo el calor al máximo y eviten ralladuras.

-La vida media de una lavadora es de unos 12 años. Para sacarle el mejor partido tenemos que llenar el tambor son sobrecargarlo, usar la cantidad justa de jabón (siempre líquido) para evitar acumulaciones en el filtro y limpiarlo periódicamente para evitar obturaciones.

Electroclub
Escrito por Electroclub

    1 comentario

Deja un comentario




tres × 4 =