Cómo reemplazar bombillas tradicionales por LED

La iluminación con bombillas tradicionales tiene los días contados. De hecho, en el 2012 dejaron de fabricarse en la Unión Europea. Dentro de nada ningún consumidor encontrará bombillas incandescentes en las tiendas. Esto es una gran noticia para el planeta, pero conlleva algunas dudas entre los consumidores sobre cómo ledificarse.Muchos siguen negándose a usar LED debido a su alto coste y a la gran duda ¿se pueden substituir las bombillas en cualquier lámpara? Hasta hace unos años la respuesta hubiese sido negativa, pero gracias a los avances realizados en la tecnología Led, todo es mucho más sencillo.

Como hemos dicho, hasta hace pocos años, si queríamos poner una bombilla LED necesitábamos un transformador que, generalmente, venía incluido en la misma bombilla. Estos primeros LEDs no estaban creados para substituir a las bombillas tradicionales o las halógenas, eran muy caras y daban muy poca luz. Pero hoy en día, la historia ha cambiado.

Las bombillas LED actuales son totalmente compatibles con nuestras lámparas, al menos con los dos tipos de casquillos más utilizados: el E14 (bombillas tipo vela) y los E27, que son los de uso más frecuente en Europa.

Por lo que refiere a la intensidad de la luz, nos encontramos con un problema en la nomenclatura. Con las bombillas LED hablar de potencia no tiene nada que ver con hablar del flujo de luz. Esto quiere decir que al hablar de una bombilla LED de 4w no la podemos comparar con una de 4w incandescente, puesto que esta bombilla tradicional con esa potencia nos daría una luz igual a la de una cerilla, pero una bombilla LED de 4w nos da una luz equivalente a la emitida por una bombilla incandescente ¡de 100w!

Para elegir la luz adecuada de nuestras bombillas LED hay que fijarse en el flujo luminoso, no en la potencia. Este es el verdadero dato en el que nos tenemos que fijar para comprar unas bombillas LED que se ajusten a las necesidades lumínicas que tengamos. Solo comparando el flujo luminoso entre dos bombillas: una LED y una tradicional, podemos conocer los datos que necesitamos para realizar la substitución.

Conociendo estos datos ¡ya no hay excusa! Gracias a los avances en tecnología solo tenemos que elegir las bombillas adecuadas para ir substituyendo, poco a poco, nuestras bombillas incandescentes y halógenas por las más fiables y ecológicas bombillas LED. Apúntate un cambio que no solo notará tu bolsillo gracias al bajo consumo y larga vida útil, sino por el cambio que podemos realizar con la reducción de contaminación y emisiones en nuestro planeta.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




14 + 11 =