Consejos para ahorrar en la factura de la comunidad de vecinos

Reducir al máximo el gasto en las comunidades de vecinos suele ser uno de los pocos puntos que ponen de acuerdo a todos los habitantes de la finca. Es una meta común que no es tan difícil de lograr si todos ponen de su parte y se fijan en el punto en común: el ahorro.

Hay que aprovechar las reuniones de vecinos para comentar en qué consisten estos cambios y explicar detalladamente los beneficios que se obtendrán así como el ahorro que van a generar. Todos los dueños tienen que comprender que cuantas más medidas de ahorro se implementen, menos será la factura de la comunidad y más dinero se tendrá para invertir en otras partidas o imprevistos de que puedan surgir. Es decir, menos derrama.

-1 Ahorro en la luz. Prácticamente un 30% de gasto eléctrico de una comunidad proviene de la iluminación. Este debe ser uno de los primeros frentes a atacar, puesto que es el más económico y sencillo de realizar. Hay que empezar por la ledificación. Cambiar todas las bombillas y tubos por LED. Este tipo de iluminación permite un ahorro de más de la mitad en comparación con las bombillas y fluorescentes tradicionales y tienen una vida de hasta 15 años sin ningún tipo de mantenimiento.

Otro cambio que permite un gran ahorro es la sectorización del alumbrado. Esto consiste en que al pulsar sobre una llave solo se enciendan las luces de esa planta y no las de todo el edificio. Parece una tontería, pero este cambio ayuda a marcar la diferencia.

Asimismo, también es muy recomendable instalar detectores de presencia en las zonas de paso exterior como el portal, pasillos de la zona de trasteros e incluso en el garaje. Estos mecanismos solo se activan al detectar la presencia de una persona y se apagan en cuanto desaparece. Y, combinados con bombillas y tubos LED, proporcionan un ahorro espectacular.

-2 Ahorro en ascensores. Los ascensores, en general, suelen ser un quebradero de cabeza en todas las comunidades, sobre todo cuando toca substituirlo por antigüedad, que es la mejor solución si se quiere ahorrar. Pero hay otras cosas que podemos hacer para ahorrar. Si se vive en una finca con más de un ascensor, es recomendable la instalación de mecanismos de maniobra selectiva que eviten movilizar los dos ascensores cuando solo se necesita uno. Y, como no, substituir la iluminación por módulos LED y la instalación de detectores de presencia.

-3 Reducir la potencia contratada. En la mayoría de los casos bajando la potencia contratada se puede lograr un gran ahorro sin ningún tipo de perjuicio para la comunidad. Para ello es imprescindible contar con un buen estudio energético de la finca que nos permita ver las necesidades energéticas reales y actuar en consecuencia.

Electroclub
Escrito por Electroclub

    1 comentario

Deja un comentario




1 × 4 =