Consejos para ahorrar energía en verano

En verano el consumo de energía suele dispararse incluso en los hogares más eficientes y controlados. Con el aumento de las temperaturas y las temidas olas de calor, es inevitable encender los aires acondicionados y los ventiladores siempre que estamos en casa. Pero si queremos evitar esos sustos a fin de mes, os vamos a proporcionar unos consejos para ahorrar energía en verano, manteniéndonos frescos y derrochando el mínimo posible de energía.

  1. Aislar bien la casa. Si nos lo podemos permitir, el hecho de instalar ventanas de doble cristal consigue reducir en casi un 50% la pérdida del fresco obtenido en la noche. Esto se puede mejorar más aislando también paredes y puertas. Además, durante las horas más calurosas hay que mantener la casa en penumbra para mantener al máximo el fresco.

  2. Ubicación de ventiladores y aire acondicionado. En el caso de los ventiladores, para conseguir que refresquen de verdad y no solo muevan aire caliente, hay que ubicarlos en el lado opuesto de ventanas y puertas para que puedan crear una corriente de aire que cruce toda la estancia. Con los aires acondicionados, lo más importante es mantenerlo a una temperatura media de entre 22 y 25ºC, pero su ubicación también puede ayudarnos a ahorrar en la factura. Se tienen que instalar en zonas en las que no les de el sol, para que no se sobrecaliente la máquina obligándola a gastar más energía para refrigerar. Solo con este gesto se consigue un ahorro del 20%.

  3. Apagar los aparatos que sobrecalientan el hogar. Hay muchos aparatos que incluso estando en stand by generan calor aumentando así la temperatura del hogar. Lo ideal es conectar todos aquellos aparatos que menos gastamos a regletas que podamos encender y apagar según lo necesitemos. Y sobretodo, hay que acordarse de desenchufar los cargadores de móviles y los ordenadores cuando no estén en uso.

  4. Revisar la tarifa y la potencia contratadas. La cantidad de usuarios que tienen contratada una tarifa más elevada de la que necesitan es sorprendentemente elevada. Hay que hacer media del consumo que realizamos a lo largo del año y contratar en consecuencia. También es recomendable la contratación de tarifas con discriminación horaria que se ajusten a nuestros hábitos de vida y consumo. Con este tipo de tarifas se puede lograr un ahorro considerable no solo en verano, sino a lo largo de todo el año.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




18 − dieciseis =