educar en eficiencia energética

educar en eficiencia energética

Consejos para educar en Eficiencia Energética

Según el tratado de Kioto, Europa debe reducir un 20% su emisión de gases invernadero para el año 2020. Al paso que vamos, se tendrían que doblar los esfuerzos y medidas tomadas para poder alcanzar esta cifra prometida.

Uno de los puntos más importantes a la hora de conseguir la reducción de gases contaminantes, el derroche de energía y la dependencia de las energías no renovables, es educar en eficiencia energética a todos los miembros de la sociedad. Desde el colegio a las comunidades de vecinos.

La educación en eficiencia energética consigue cambiar el comportamiento del consumidor gracias a la exposición a nuevas ideas y conceptos, proporcionando las herramientas necesarias para desarrollar la capacidad analítica y la toma de decisiones en consecuencia a los conceptos aprendidos.

Tradicionalmente, los gobiernos han intentado cambiar el comportamiento en uso energético a través de la imposición de precios más altos, con subidas de impuestos, etc. pero, la realidad de estas medidas es que una vez se bajan los precios, el consumo se vuelve a disparar. El cambio solo se puede lograr convenciendo al ciudadano de las ventajas del ahorro energético.

Es conveniente desarrollar planes educativos en los que se trabaje por proyectos. De este modo, se consigue plantear una problemática que deje espacio a la discusión y la reflexión, que lleve a ver y constatar las ventajas de una solución energéticamente eficiente.

Está claro que educar a los adultos es un paso esencial, puesto que somos los mayores consumidores de energía, pero la clave reside en la educación en eficiencia energética a nivel infantil. Es en ellos donde encontramos la vía más sencilla para la transformación de un hogar: lo que aprenden en el colegio, lo aplican en casa, arrastrando con ello al resto de los miembros de sus familias.

En ese aspecto, son muchas las soluciones que podemos encontrar para conseguir una transmisión de los conocimientos en energía eficiente. Desde videojuegos online a APP’s participativas o visitas a parques eólicos. Todo suma a la hora de causar un impacto en los más pequeños.

Si hablamos de educación para los jóvenes o los adultos, encontramos otro tipo de estrategias como la asistencia a cursos de conducción eficiente que nos ayuden a librarnos de aquellas costumbres que causan una mayor gasto de combustible y que, además, son también dañinas para el motor del vehículo.

Las asociaciones de consumidores también tienen un papel importante a la hora de transmitir el mensaje eco a los adultos, como cursos destinados a eliminar malos hábitos en el hogar como el dejar las luces encendidas al salir de una habitación, dejar electrodomésticos en stand by o bañarse en vez de ducharse y otros que expliquen como pequeñas reformas como el doble acristalamiento, poner sensores de encendido y apagado en las luces de los espacios comunes o la domótica, pueden conseguir un ahorro energético y económico tan grande que merece la pena el gasto.

La eficiencia energética, no solo permite ahorrar energía y dinero en la factura de la luz. Gracias a ella conseguimos reducir los gases de efecto invernadero, la contaminación del ambiente y reducir la dependencia del petróleo, el carbón o el gas.

Está en nuestra mano el lograr aproximarnos a esa reducción del 20%. No solo lo agradecerán nuestros pulmones y bolsillos, sino los de todas las generaciones que aun están por venir.

Electroclub
Escrito por Electroclub

    1 comentario

Deja un comentario




diecisiete + dos =