¿Cuánto gasta un coche eléctrico?

Una de las primeras preguntas que se nos suelen ocurrir cuando hablamos de coches eléctricos es cuánto debe costar cargar las baterías. Puede que sea debido a que consideramos que el alto coste de estos vehículos será equivalente al consumo eléctrico que realicen o a que estamos realmente acostumbrados a los precios de la gasolina y a que los coches se la beban como si fuese agua. Pero la realidad es de otro color, el gasto de un coche eléctrico es mínimo.

Todos los modelos de coches eléctricos del mercado cuentan con una aplicación con la que podemos controlar la energía que consume, por lo que más o menos, siempre podremos saber lo que consumimos. Pero no está de más hacer una pequeña comparación entre coches eléctricos y coches de combustión para ver sus diferencias con mayor claridad.

Los motores eléctricos son mucho más eficientes energéticamente que los motores de combustión. Esto lo podemos ver en el siguiente ejemplo: recorrer 100km en un coche eléctrico cuesta sobre unos 13kWh; el mismo recorrido con un coche con un consumo de 5l/100km consumirá el equivalente a 45kWh en gasolina ¿Y cómo se refleja esto económicamente? Si un kWh en horario de tarifa valle cuesta sobre los 0,09€ y la gasolina está a 1,19€/litro, no hace falta sacar los números para ver que se trata de una gran diferencia, 100km en eléctrico nos cuesta 1€. Insuperable.

El motor eléctrico aprovecha más del 90% de la energía química de sus baterías. Aun no se ha inventado un motor que consuma menos energía que uno eléctrico. Aunque realizáramos un consumo de electricidad del doble del recomendado y con una conducción agresiva y torpe; incluso en los períodos en los que la energía esté más alta, cargar un vehículo eléctrico seguiría constando la mitad que llenar el depósito de un coche de gasolina. En el mejor caso, un coche eléctrico que consuma 15 kWh/100km gastará 1€; en el per caso, cargándolo con la tarifa eléctrica más cara, costará 2,25€.

Además, teniendo un coche eléctrico uno cuenta con la gran ventaja de poderlo recargar en la comodidad e intimidad del garaje de su casa, ya sea privado o colectivo. Ya son muchas las compañías que ofrecen la infraestructura necesaria para recargar cómodamente desde casa con la máxima seguridad; y cada vez son más los puestos de recarga eléctrica rápida y regular en la vía pública.

El futuro será de las Smart cities o no será.

Electroclub
Escrito por Electroclub

    1 comentario

Deja un comentario




2 × 1 =