Digitalización de ciudades, industrias y energía

Entre los elementos clave que tiene que tener una smart city podemos decir que se encuentran la sostenibilidad económica, social y medioambiental. Para ello tenemos que apostar por edificios e industrias cada vez más seguras, que ofrezcan el máximo confort ambiental y que gasten la menor cantidad de energía posible.

Uno de los sectores en el que hay que trabajar para lograr estos objetivos es el energético, un gran reto para España, que todavía es muy dependiente de los recursos energéticos fósiles. Hay que encontrar el método de electrificar la demanda de un modo sostenible y con un sistema de almacenamiento eficiente.

Para ello, es esencial mejorar la eficiencia y gestión de las infraestructuras energéticas con plataformas IoT como Mindsphere que, mediante capas, recopila datos de una ciudad, industria o infraestructura energética, los sube a la nube y, una vez allí, se crean las app donde se analizan los datos y se muestran. De este modo, se puede controlar y monitorizar máquinas a distancia y se puede dotar al sistema de comportamiento predictivo para lograr diferentes funciones que lleven a un uso más eficiente de los recursos energéticos empleados y su gestión.

Otro tipo de tecnología IoT que apuesta por la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad, sobretodo para industrias, es la del Gemelo Digital. Esta se encarga de crear una simulación virtual de toda la cadena de producción, desde el diseño inicial hasta el producto terminado. Con toda esta información se puede ver cómo será el resultado final y el comportamiento que ese tendrá. Por ejemplo, en la fabricación de coches eléctricos se puede conocer cómo responderán los materiales de la carrocería o los componentes electrónicos.

Estos datos se recopilan gracias a la ubicación de sensores en el producto o la máquina física. Así se puede hacer un análisis inteligente de los datos y permite, por ejemplo, optimizar la generación y transporte de la energía, la producción industrial, las infraestructuras e incluso la movilidad en las ciudades.

En lo referente a la digitalización de las ciudades, hoy en día ya contamos con aplicaciones capaces de gestionar las necesidades de riego municipal, la detección de incidencias en semáforos visibles a través de un smartphone o algunos sistemas como Aimsun, para la gestión del tráfico a tiempo real. Esta puede predecir lo que va a ocurrir en el tráfico con una hora de antelación usando tecnología de simulación.

Como podemos ver, cada vez son más las aplicaciones y tecnologías que se crean para conseguir esa meta del ahorro y la sostenibilidad. El futuro verde está cada vez más cerca.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




cuatro + siete =