El aislamiento de un cable de Media Tensión

Toda la gama de cables de Media Tensión de Top Cables se realiza siguiendo todas las exigencias de los estándares internacionales para conseguir el aislamiento más fiable, seguro y resistente. Para ello se sigue un proceso de siete etapas.

  1. Alimentación de entrada. En este punto, las bobinas de entrada de conductor se cargan para alimentar de manera continua y libre el acumulador de entrada. Esto asegura una operación continua y libre de paros

  2. Acumulación del conductor. Este permite hacer empalmes de entrada sin parar la línea

  3. Alimentación de polímeros + triple extrusión + control de espesores. Esta alimentación se realiza al 100% a través de un circuito limpio y cerrado (sala blanca) para asegurar la pureza de los materiales desde el embalaje de suministro hasta la tolva de la máquina.

    La extrusión se realiza a través de un cabezal de triple capa, lo que permite el contacto perfecto entre las conductoras y el aislamiento y la ausencia total de elementos extraños entre ellas. Esta triple extrusión elimina la posibilidad de que entren partículas de humedad/polvo en cualquiera de las 3 capas. Así, Top Cable produce cables de calidad que garantizan una alta tolerancia y que satisfacen todas las especificaciones y pruebas relacionadas.

    Además, los espesores de cada capa extruida se monitorizan continuamente a través de un cabezal de medida de rayos X, asegurando tanto los espesores normalizados como la perfecta concentridad de las capas.

  1. Reticulado. En esta fase, el reticulado del aislamiento y las semiconductoras se realiza en atmósfera de nitrógeno. Así se elimina el riesgo de absorción de agua a través de nueve zonas independientes de temperatura, que permiten ajustar perfectamente la progresión del reticulado a las características de cada material

  2. Enfriado. En esta fase, la parte final del tubo de catenaria se dedica a la refrigeración controlada del cable ya reticulado, asegurando su óptima temperatura

  3. Retorno del cable

  4. Recogida y pruebas. En la última etapa de aislamiento se realiza la recogida del cable. Se hace en bobinadores dobles de repartidor automático a través de oruga de tiro auxiliar, asegurando un encarretado perfecto, espira a espira y libre de tensiones excesivas. Es en este punto cuando se somete al cable a unas pruebas de laboratorio exhaustivas para verificar su posterior funcionamiento a pleno rendimiento

Así podemos decir que la gama X-VOLT de Top Cable, homologada por las principales empresas del sector, se adapta a los requisitos de Media Tensión de la industria, de las compañías de generación y distribución de energía, así como de las infraestructuras en general.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




uno + Nueve =