Entrada en vigor de la CPR

El próximo 1 de julio entra en vigor la esperada y comentada nueva normativa europea CPR (Construction Products Regulation). Este nuevo reglamento ha sido creado para establecer un marco común europeo para clasificar la resistencia al fuego y de las sustancias peligrosas en los materiales empleados en la construcción. Esta nueva normativa se aplicará a todos los productos y materiales que se tengan que incorporar en la construcción y busca una mejor regulación del comportamiento de estos materiales frente al fuego y las sustancias peligrosas.

La aplicación de esta normativa implica que, a partir del 1 de julio, los fabricantes deben comercializar únicamente materiales aprobados por la normativa CPR a partir del 1 de julio, pero los distribuidores e instaladores podrán agotar sus stocks de materiales comercializados antes de la entrada en vigor de la normativa. Eso sí, no podrán comprar material no regulado por la CPR a partir del 1 del julio.

La normativa CPR pretende lograr una mayor transparencia y claridad, puesto que garantiza documentalmente que se cumple con toda la información aportada sobre los productos en relación con sus prestaciones. Para ello se establece un lenguaje técnico común y se ofrecen unos métodos de evaluación uniformes. Con esta normativa también se asegura la calidad de los productos, ya que se eliminan todas aquellos materiales no seguros o que quedan fuera de los estándares de la Unión Europea. Esto se traduce en una mayor seguridad en todas las instalaciones y construcciones, puesto que se reducen los riesgos por el uso del productos no armonizados por la normativa CPR.

La CPR ha establecido unas normas técnicas que deben ser aplicadas por los fabricantes, que tendrán que declarar las prestaciones de sus productos en una Declaración de Prestaciones (DdP), y que tendrán que marcar todos sus productos con las siglas CE.

Las autoridades de cada país de la Unión estarán obligados a especificar los requisitos de los productos dentro de sus territorios y deberán establecer los niveles de seguridad. Asimismo, como hemos indicado antes, a partir del 1 de julio, los distribuidores e instaladores deberán comprar únicamente aquellos materiales que estén aprobados por la nueva normativa CPR.

Si quieres saber más sobre esta nueva normativa europea, te recomendamos la lectura de este post elaborado por TopCable, en el que nos explican con mayor profundidad las características e implicaciones de la CPR.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




seis + 10 =