Holanda contará con una planta solar flotante en el mar

Holanda se ha puesto manos a la obra para lograr un proyecto único y complejo inexistente hasta el momento. Se trata de crear y poner en funcionamiento la primera plataforma de energía solar flotante marina del mundo. Con esta nueva propuesta se busca aprovechar al máximo las propiedades reflectantes del agua para que los paneles solares rindan en hasta un 15% más que los situados sobre tierra firme.

Desde febrero de 2018, 6 compañías se han unido para desarrollar este proyecto pionero, que cuenta con el apoyo económico de la Agencia Holandesa de Empresas y que se desarrollará durante los próximos 3 años.

Trasladar las plataformas solares al mar logra eliminar la pega de la falta de espacio para las mismas en tierra firme, punto especialmente importante en países con territorios reducidos como la propia Holanda.

Se trata de un desafío tanto en ingeniería como en diseño puesto que, aunque se puede obtener más cantidad de energía y un funcionamiento más eficiente de los paneles, esta plataforma también tiene que ser capaz de soportar los fuertes vientos y el destructivo oleaje que se puede dar en el mar, especialmente en uno como el Mar del Norte, donde se va a instalar esta plataforma.

Es cierto que existen precedentes exitosos de instalación de plataformas de energía solar flotantes, pero todas han sido instaladas sobre superficies de agua terrestres y tranquilas como lagos o pantanos. Esto implica que sus desarrolladores no han tenido que contar con los fuertes efectos del mar. Es un reto que este consorcio de empresas está dispuesto a superar.

Parte del atractivo de esta nueva plataforma radica en que este modelo de obtención de energía solar se podrá extrapolar a otras situaciones y lugares del mundo. Se trata de un gran sistema para proporcionar la energía suficiente a islas y zonas remotas en las que, por sus características, siguen empleando combustibles contaminantes y no renovables para obtener la energía necesaria. Con este tipo de plataforma solar marina no solo se logrará más energía, sino que será más limpia, renovable y económica.

Eso sí, además de ver si pueden salvar los problemas de diseño, también tendremos que estar pendientes sobre qué tipo de impacto puede tener la construcción y funcionamiento de esta plataforma sobre la vida marina. No se trata solo de aprovechar mejor la energía solar, sino de lograrlo dejando la menor huella ecológica posible así como una modificación mínima del entorno natural en la que se instale.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




diecinueve + Doce =