¿Cansado de cablear? ¡Schneider tiene la solución!

Con estos nuevos interruptores de posición de Schneider Electric entramos de pleno en la era inalámbrica en las instalaciones eléctricas. Gracias a los nuevos interruptores de posición inalámbricos OsiSense se mejora enormemente la eficiencia en el trabajo e instalación, puesto que se prescinde del engorroso cableado. Además, al ser totalmente inalámbrico, también se consigue un buen ahorro en costes y mantenimiento.

Los nuevos interruptores de posición OsiSense de Schneider Electric, están creados para proporcionar una conectividad simple que solucione la configuración de aquellas máquinas que tengan un sistema de cableado complejo o dificultoso; así como para aquellas ocasiones en las que, simplemente, se quiere prescindir de cableado. Además, esta nueva gama de interruptores de posición de Schneider también prescinde del uso de baterías para alimentarse. Esto la convierte en una gama ideal para múltiples aplicaciones como maquinaria industrial de embalaje, manipulación de materiales, transporte, mecanización, alimentación y bebidas o en el sector de servicios.

Podemos encontrar cuatro gamas diferentes de interruptores. La Gama Compacta, pensada para aplicaciones de capacidad media y baja, dispone de contactos de apertura positivos que permiten su uso en aplicaciones de seguridad. Las versiones XCKP/T/D ofrecen cabezales metálicos, altas prestaciones y una disponibilidad a nivel mundial; mientras que la versión XCKN está creada para un uso en máquinas repetitivas. La Gama Clásica, con sus versiones XCKM y XCKL, es la perfecta para los productos multiuso con cuerpo metálico y la versión XCKS, para formatos de plástico.

Por otra parte, también cuentan con una gama miniatura robusta, perfecta para máquinas ubicadas en ambientes severos con limitaciones de espacio y una gama industrial creada para productos sólidos en un formato estandarizado y para un uso intensivo.

Los interruptores de posición inalámbricos OsiSense, permiten planificar una solución de equipo sin incluir cables, reduciéndose así el coste del sistema y, al no utilizar contactos, se reducen los costes de mantenimiento. Además, estos interruptores inalámbricos de Schneider Electric, tienen un alcance inalámbrico de hasta 300 metros si los usamos en campo abierto y con una antena amplificadora.

Asimismo, gracias a su autoalimentación se prescinde de la necesidad de contar con una batería y con ello, de la necesidad de reemplazarla. También hay que destacar que gracias a la optimización del diseño y de la producción se ha logrado reducir la cantidad de material empleado en su fabricación, ayudando a la sostenibilidad medioambiental.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




5 × 4 =