Los pasos básicos para elegir un SAI

Elegir un SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) puede ser un poco lioso. Hay que tener en cuenta diferentes factores para poder hacernos con la solución perfecta para nosotros. Innova nos explica una serie de factores o variables a tener en cuenta para asegurarnos de que hacemos la mejor elección.

-Tipología. Esta determina la frecuencia, tensión y nivel de protección que ofrece el equipo. Nos encontramos con 3 opciones:

  1. Off line o VDF. Fueron los primeros SAIs y ya están casi en desuso. La frecuencia y la tensión dependen de las correspondientes de su entrada. Ofrece una protección de nivel 3

  2. Interactivo o VI. Aquí, la tensión de red es independiente gracias al estabilizador; la frecuencia, por otra parte, es dependiente. Estos SAIs ofrecen un nivel de protección 5

  3. Online o VFI. Con estos equipos la tensión y la frecuencia de entrada son independientes de las de salida. Con estos SAIs obtenemos un nivel de protección 9

-Emplazamiento previsto. Hay que tener en cuenta dónde se va a instalar el equipo, ya que no todos se comportan de la misma manera. Por ejemplo, la gama interactiva es mejor para entornos no críticos con red eléctrica estable. Para entornos críticos, la gama online es la más adecuada.

Potencia del equipo. Hay que adaptar la potencia a las características de los elementos a proteger. Los SAIs han de ofrecer un mínimo del 20% de capacidad superior para afrontar posibles incrementos de potencia u otras variables.

-Protección. Hay que elegir entre una protección centralizada o distribuida, dependiendo de nuestro gusto. También podemos elegir entre equipos individuales para instalaciones pequeñas o bien, unas líneas de protección, así como un sistema global para proteger de manera integral todos los elementos. Una vez elegida la protección, se tienen que ver las tensiones disponibles en la instalación:

  1. Tensión de entrada monofásica/salida monofásica

  2. Tensión de entrada trifásica/salida monofásica trifásica/salida trifásica

Aquí también hay que tener en cuenta los diferentes voltajes de cada país, porque las tensiones pueden variar.

Autonomía. Tenemos que asegurarnos de que adquirimos un equipo ofrece el backup necesario que cubra los procesos previstos.

Eficiencia Energética. Un punto que cada vez se tiene más en cuenta. Hay que conocer su eficiencia y los sistemas de gestión que usan: en remoto o local, gestión de alarma, apagado de sistemas, etc. Tenemos que confiar en equipos cuyo diseño y funcionamiento sea ecológico y que faciliten el ahorro energético.

Innova nos ofrece un sistema EcoMode de ahorro de energía con unas prestaciones que son sostenibles y respetan el medio ambiente, así como un amplio abanico de productos y servicios que se adaptan a las necesidades de nuestros proyectos.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




4 × dos =