Novedades en el bono social eléctrico

El Gobierno de España ha aprobado recientemente un decreto de ley que amplía los grupos sociales y los niveles de renta que pueden acogerse al bono social eléctrico actual, que fue aprobado en el 2017.

Este nuevo bono social se traduce en un descuento del 25% para aquellos consumidores considerados vulnerables, y de un 40% para aquellos que sean considerados consumidores vulnerables severos. Asimismo, también están incluidas aquellas personas y familias que estén atendidas por los servicios sociales y estén en riesgo de exclusión. A ellos se les garantiza que el servicio no se interrumpirá en el caso en el que no puedan hacer frente a los pagos.

El bono social eléctrico anterior beneficiaba aquellas familias que no superasen el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) multiplicado en función de adultos y menores en cada casa. Estas cantidades se incrementaban en casos de personas con discapacidades iguales o superiores al 33%, a las víctimas del terrorismo o las víctimas de violencia de género. Además, también se incluyen a las familias numerosas y los pensionistas que solo reciben la pensión mínima sin otro tipo de ingreso extra.

Con el bono actual se mantienen beneficiarios anteriores, se incluyen a las familias monoparentales y queda prohibido el corte del suministro por impago en aquellos hogares en los que vivan menores de 16 años, personas con al menos un 33% de discapacidad o dependientes de grado 2 o 3.

Uno de los requisitos imprescindibles para solicitar el bono es tener contratado el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) en alguna de las comercilizadoras de referencia: Endesa, Iberdrola GAS&POWER, EDP, VIESGO, CHC, Teramelcor y Alumbrado Ceuta. Es decir, los clientes de otras distribuidoras quedan excluidos. También hay que destacar que el bono social se aplica a la residencia habitual.

Otra novedad aplicada por este Gobierno es la creación del bono social térmico, con el que se garantiza la calefacción durante los meses de invierno en todos los hogares. En él se incluyen combustibles como el gas natural, el gas butano, el gasóleo y los pellets.

Este bono, a diferencia del descuento aplicado a la factura eléctrica, se abonará directamente en un cheque directo al beneficiario y correrá a cargo directo del Estado, no de las suministradoras. La cantidad variará dependiendo de la zona climática en la que se viva.

Cabe destacar que el bono social eléctrico y el térmico son acumulables. Es decir, aquellos que tengan derecho a percibir uno, li tienen para percibir el otro automáticamente.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




Nueve + diecinueve =