Preparados para las condiciones más extremas

Phoenix Contact ofrece soluciones para poder realizar todo tipo de proyectos, ya sea en condiciones normales o extremas. En este post os vamos a hablar de 2 de sus propuestas más robustas, resistentes y eficientes, pensadas para trabajar en las condiciones más extremas.

El sistema de instalación ODP de Phoenix es la solución perfecta para la distribución de potencia en entornos adversos. En este tipo de condiciones, la energía debe distribuirse de una manera segura. Este producto es robusto y ofrece una instalación sencilla, rápida y flexible, alcanzando un ahorro en el tiempo de instalación del 80%.

Además, este sistema ofrece una cómoda conexión por corte de aislante IDC en la que pueden conectarse cables de hasta 5×6 mm2 sin necesidad de usar ningún tipo de herramienta especial. Pueden transmitirse tensiones de hasta 690V y corrientes de hasta 40A. También garantiza a la conexión la seguridad y estabilidad necesarias gracias a su alto índice de protección IP68 / IP69K.

Dentro de la línea de productos del sistema de instalación QDP podemos encontrar conectores, empalmadores de cables, distribuidores en H y T y pasamuros. Una línea preparada para que podamos realizar de un modo sencillo cualquier instalación, tanto para aplicaciones individuales como en planta.

Por otra parte, nos encontramos con las nuevas variantes de la línea de fuentes de alimentación Trio Power de Phoenix Contact, que garantizan la alimentación fiable de las cargas conectadas incluso en las condiciones ambientales más adversas. Asimismo, este nuevo equipo de 40A es igual de robusto eléctrica y mecánicamente que el resto de componentes de la serie.

Esta nueva fuente de alimentación ofrece una reserva de corriente dinámica que puede llegar hasta los 60A durante 5 segundos, es decir, un 150% de su capacidad de corriente nominal. De este modo se puede arrancar de forma fiable cargas con altos picos de corriente. Además, su diseño robusto proporciona una elevada rigidez dieléctrica, altos valores MTBF (Mean Time Between Failure) de más de 1 millón de horas, el control de funcionamiento activo mediante LED DC OK y contacto de aviso libre de potencial. Con estas prestaciones obtenemos una alimentación segura de todos los consumidores de 24V conectados.

Asimismo, su cableado con conexión push-in ahorra tiempo de instalación y su ancho de 110mm libera espacio en el armario de control. Además, su amplio rango de temperatura (-25ºC / +70ºC) y su también amplio paquete de homologaciones, permiten un uso universal de esta fuente.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




trece − ocho =