Principales dudas sobre la energía solar doméstica

Desde este verano, el Tribunal Constitucional ha eliminado la prohibición del autoconsumo eléctrico compartido entre vecinos de una misma comunidad. Con esta nueva vía abierta hacia la sostenibilidad y la energía eficiente para todos, son muchas las preguntas que surgen. Estas son las principales dudas sobre la energía solar doméstica y sus respuestas.

-¿Todo el mundo puede instalar una placa solar en casa? La respuesta es sí, pero teniendo en cuenta que el autoconsumo solar está regulado en España por la ley 24/2013 y el Real Decreto 900/2015, que regula las condiciones y características administrativas, técnicas y económicas del consumo.

-¿Cuánto cuesta una placa solar? Gracias a la evolución y normalización de este tipo de energía, el precio de los paneles solares son entre un 80% y un 90% más bajos que hace 10 años. Podemos encontrar un equipo (panel e inversor) por 400€, que nos permite ahorrar unos 50€ al año. Esto es una amortización en 8 años y una vida útil de hasta 25 años. Eso sí, con la reglamentación española actual, se nos obliga a instalar un contador adicional. Este contador y los trámites administrativos suponen que el coste final se duplique. Tenemos la legislación en energía solar más regresiva de Europa.

-¿Qué ocurre en los días sin sol? Vivimos en un país excepcionalmente soleado, pero también existen los días y las semanas en las que el sol brilla por su ausencia. Los usuarios de energía fotovoltaica solucionan este inconveniente con la instalación de baterías de almacenamiento del excedente solar como las que propone Tesla.

-¿Se puede prescindir totalmente de la red eléctrica tradicional? La instalación de un sistema de paneles solares y baterías de almacenamiento puede costar unos 13.000€ y es capaz de cubrir entre el 95% y el 100% de las necesidades energéticas, por lo que sí es posible vivir desconectado de la red eléctrica. Eso sí, se recomienda adquirir un grupo electrógeno para cubrir aquellos momentos puntuales en los que nos podamos quedar sin energía.

Dicho esto, en un país que cuente con sistema de balance neto, la inversión en un grupo de energía fotovoltaica se amortiza en unos 7 años, disfrutando de otros 18 de energía gratuita. Sin embargo, en España debido a la legislación vigente, la amortización se realiza en 15 años, quedando libres muchos menos años de energía gratuita. Un obstáculo contra el que tenemos que trabajar unidos para conseguir un planeta menos contaminado y erradicar definitivamente lacras sociales como la pobreza energética.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




ocho − tres =