¿Qué es el internet de las Cosas (IoT)?

Cada vez es más común oír hablar del Internet de las Cosas o IoT por sus siglas en inglés (Internet of Things). Se trata de un concepto que hace referencia a la interconexión digital de objetos de uso cotidiano con internet. Puede parecer un concepto un poco abstracto, pero se trata de una idea que viene desarrollándose desde hace mucho tiempo y que ahora entra cada vez más en nuestra vida cotidiana.

La idea del hogar inteligente lleva desarrollándose desde hace 30 años, y ahora ha llegado al IoT, logrando que objetos de uso cotidiano que se conectaban por circuitos cerrados como porteros automáticos, sensores, iluminación o electrodomésticos, se intercomuniquen a través de internet. Estos objetos incluyen un hardware creado para permitir la conexión a internet y que, además, permite programar eventos o tareas específicas de cada elemento que pueden ser dictadas remotamente.

Cada uno de los objetos conectados a internet funciona por estos principios de operación remota. Estos productos tienen una IP específica a la que se puede acceder para recibir instrucciones y también contactar con un servidor externo para enviar los datos que se recojan.

Como hemos dicho, el Internet de las Cosas lleva mucho tiempo desarrollándose, pero es ahora cuando empieza a aparecer de un modo más habitual en aplicaciones de domótica y de producción industrial. Ya es una realidad en objetos como los wearables, complementos y ropa capaces de ofrecer datos e información sobre el usuario; o detectores de humo, movimientos, calidad del aire, temperatura e iluminación que ofrecen datos y gestiones al usuario y con los que podemos interactuar desde nuestros smartphones.

En el sector de la domótica también nos podemos encontrar con sistemas de persianas inteligentes que son capaces de adaptarse a la cantidad de luz, la temperatura y el clima a lo largo del día y las estaciones; u hornos que se saben varias recetas y te avisan cuando el plato está listo. Asimismo, también hay neveras que te avisan de la falta de productos y de la fecha de caducidad de los que almacena.

Como podemos ver, se trata de productos y servicios pensados para hacer la vida más simple y cómoda, pero también existe el IoT para aplicaciones industriales que permiten identificar procesos, datos y acciones para ofrecer una mayor efectividad en la producción. Cada vez estamos más cerca de que la realidad supere la ficción, en concreto, la ciencia-ficción.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




dos × dos =