¿Qué hacer con los paneles solares usados?

La energía solar está viviendo un gran momento gracias al abaratamiento y el descenso del coste sobre las instalaciones de energía solar producido en los últimos años, que ha conseguido que esta energía renovable sea más accesible que nunca.

Desde principios de este siglo, la cantidad de paneles instalados ha ido creciendo exponencialmente. Estos tienen una vida media de 25 a 30 años por lo que, dentro de poco, estos primeros paneles instalados serán retirados y el volumen de paneles obsoletos no hará más que seguir creciendo con el paso del tiempo. Esto resultará en millones de toneladas de vidrio y metal que habrá que gestionar.

Para saber qué hacer con los paneles solares usados, podemos ver qué medidas específicas se han tomado en otros países del mundo y, la triste realidad, es que la mayoría los tienen clasificados como basura. En los países que sí los reciclan como Japón o Estados Unidos se emplean dos métodos de reciclaje (térmico o mecánico) para asegurar la recuperación y puesta de nuevo al ciclo de producción de todos los materiales usados para la fabricación de los paneles solares. El principal problema del reciclado actual es que los paneles están hechos con muchos materiales y su ensamblado dificulta la separación para el reciclaje.

En principio, el 90% del vidrio y del material semiconductor se puede reutilizar en la fabricación de nuevos paneles u otros productos hechos con vidrio pero, el problema radica en los beneficios. Los resultantes del reciclaje del vidrio son muy bajos y esto se traduce en un menor interés del sector del reciclaje.

Teniendo en cuenta esta futura generación de paneles solares obsoletos, la Unión Europea ha introducido cambios en la directiva WEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) para maximizar los sistemas de reciclado de paneles más sostenibles.

Por otra parte, desde la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) apuestan por que los gobiernos implanten diferentes políticas como incentivos fiscales, financiación pública, etc. para que los agentes implicados en su reciclaje se vayan preparando y puedan adaptar sus sistemas a la tarea que les espera en las próximas décadas.

También sugieren una aproximación al reciclado que aumente la integración de los distintos entes, incluyendo a los fabricantes de los paneles fotovoltaicos, los consumidores y al sector encargado de los residuos y el reciclaje. Esto también implica una mayor educación sobre el funcionamiento y gestión de los paneles que se refleje en el diseño de sistemas específicos para el reciclado.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




cinco × 1 =