¿Qué necesita España para la transición energética?

Con la llegada del nuevo Gobierno, se ha creado un ministerio para la transición energética, algo que estaba siendo reclamado por un amplio sector social desde hace tiempo.

Los datos hablan por si solos, no podemos seguir con un modelo energético tan insostenible como el actual, en el que dependemos en un 83% de energía que llega del exterior, donde las emisiones de gases de efecto invernadero aumentaron un 45% el año pasado y, por si fuese poco, la instalación de nuevas potencias renovables está parada por la falta de interés e implicación de los gobiernos anteriores. Para volver al buen camino tendremos que cumplir con estos puntos:

-La ley de cambio climático. Esta debe servir para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ha de cumplir con el acuerdo de París de 2015. Esta nueva ley debe incluir recortes para cada sector a corto, medio y largo plazo. También tiene que contar con una estrategia que logre la descarbonización de la economía para el 2050.

-Eliminar el impuesto al sol y simplificar la burocracia para las instalaciones de autoconsumo. La energía fotovoltaica autoproducida es factible y viable económicamente, pero el impuesto a las instalaciones de más de 10kW desalienta las inversiones en este campo.

-Impulsar el desarrollo de las renovables. A día de hoy no llegamos al 20% de energías renovables para el 2020 tal y como exigen las normativas europeas. Tenemos que promover nuevas instalaciones a partir del sistema de subastas, con promotores que se comprometan a vender la electricidad a precio más barato y reservar un cupo para pequeñas instalaciones.

-Cumplir con la normativa europea. El nuevo Gobierno se ha comprometido a unirse a aquellos países con vocación de progreso en este campo. Además, necesitamos aplicar a tiempo y bien las directivas sobre ahorro, renovables y eficiencia y también conseguir que se adapten bien a nuestro derecho.

-El final de las térmicas de carbón debido al impacto climático de sus emisiones. De este modo nos sumaríamos a la alianza de países que quieren prescindir de la energía generada por carbón antes del 2030. El PSOE ha puesto como fecha final el 2025.

-Reformar el sistema eléctrico. Se tendrían que excluir a las empresas hidroeléctricas de la conformación de los precios de la luz porque su combustible, el agua, tiene un coste 0 pero se retribuye al precio más caro. Además, hay que facilitar el acceso de los consumidores a los datos de los contadores inteligentes para planificar sus consumos, así como modificar el componente fijo de la tarifa de la luz.

-Fiscalidad ambiental. Se necesitan políticas que aceleren y faciliten el cambio de modelo energético y penalicen las que lo obstaculicen. También que el coste de la transición energética que ahora se carga en el recibo de la luz, se costee por otros sectores energéticos como gas o petróleo.

-Apostar por el transporte limpio como los vehículos eléctricos e incentivar la rehabilitación energética de los edificios.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




Diez + 15 =