SAI de ABB: soluciones todoterreno

Los SAI o Sistema de Alimentación Ininterrumpida, son la mejor solución para conseguir una continuidad en el suministro de corriente alterna, a base de convertir la corriente continua de una batería en corriente alterna con las mismas características de la red comercial y sin interrupciones. En ABB nos ofrecen diferentes tipos de SAI, con distintas arquitecturas y funciones con un amplio rango de potencia, tanto en soluciones comerciales como industriales.

Hasta estos momentos, todos los tipos de SAI de ABB estaban creados para su uso e instalación en entornos amables, donde el calor, el frío, la ventilación y la humedad estaban controlados permanentemente; sin contaminación química y sin riesgos de ataques biológicos. Pero la realidad es que este tipo de solución también es necesaria en instalaciones industriales donde las condiciones son menos favorables.

Pensando en estas condiciones más duras o extremas, ABB presentó en 2016 un nuevo SAI modular que se puede usar en instalaciones de industria ligera: los SAI PowerLine DPA. Estos cumplen con el estándar de protección IP31 y son capaces de soportar el polvo, la condensación, hasta el 95% de la humedad, el calor excesivo y la contaminación corrosiva del aire o biológica, así como una manipulación física intensa. Son capaces de suministrar potencias en un rango que oscila entre los 20 y los 120 KVA y funcionan perfectamente en temperaturas que vayan entre -5 y los +45ºC.

Los SAI PoweLine DPA de ABB tienen como máxima prioridad la seguridad en entornos no lo suficientemente limpios, ofreciendo un alto grado de protección que beneficio tanto a los usuarios como al personal de mantenimiento. Cuentan con un diseño robusto (protección contra el agua hasta IP42, tratamiento anticorrosión, etc.) y con una estructura eléctrica que los protege contra cortocircuitos y sobrecargas, con una protección galvánica tanto aguas arriba como aguas abajo. También emplean cables libres de halógenos.

En ABB también han tenido en cuenta la falta de espacio en las instalaciones industriales. Los SAI PowerLine DPA ocupan muy poco sitio y, además, disponen de una entrada de cables en la parte delantera, facilitando su uso. La ventilación fluye de delante hacia arriba, por lo que estos SAI se pueden instalar en la pared.

Además, pueden entregarse con placas de relés y tarjetas de gestión de redes que permitan la monitorización ambiental, una gestión y distribución de alarmas amplia, monitorización del SAI redundante, integración en entornos de diferentes proveedores y plataformas, y el envío de datos del SAI a aplicaciones en al web. Y como marca diferente, todos sus módulos se pueden reemplazar sin pasar a bypass todo el sistema ni apagarlo, convirtiendo su rutina de mantenimiento en una tarea muy sencilla.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




dieciocho − 12 =