Un Scalextric para recargar vehículos eléctricos

El mercado de los vehículos eléctricos es cada vez más amplio y, poco a poco, los precios se hacen más accesibles a todos los consumidores. Este crecimiento también conlleva el desarrollo e implementación de nuevos sistemas y métodos para recargar las baterías, tanto en espacios públicos como privados; en interiores y exteriores.

En este blog hemos hablado de algunas de las novedades en este aspecto y, en esta ocasión, vamos a hablar de un nuevo proyecto sueco, la carretera Scalextric para recargar baterías en marcha. Se trata de un tramo experimental que mide dos kilómetros y forma parte de un plan gubernamental con distintos planes para desarrollar miles de kilómetros electrificados.

Tal y como sugiere el nombre, se trata de una carretera electrificada de un modo parecido al de este juego de coches. El sistema se basa en la tecnología conductiva, donde los raíles (juntos en paralelo y encastrados en el pavimento) actúan como un enchufe, con los dos polos en el suelo, aunque esto puede dar lugar a cortocircuitos o descargas.

Este nuevo sistema es similar al utilizado en los trenes de cercanías en Reino Unido, aunque el problema de los cortocircuitos o descargas o solucionaron al separar los polos lo suficiente. Por su parte, los raíles suecos están a cinco o seis centímetros de profundidad y son seguros incluso en circunstancias de nieve y lluvia. Además, en esta carretera no hay electricidad en superficie y su voltaje máximo es de un voltio sean cuales sean las condiciones meteorológicas.

Para recoger la electricidad del suelo se necesita que el vehículo lleve un brazo móvil abajo, este detecta los raíles y desciende cuando el vehículo está encima. Por su parte, la energía de los raíles está dividida por sectores, por lo que se activa cuando el vehículo está encima y se desactiva cuando pasa de largo. Además, el sistema es capaz de calcular el consumo de cada vehículo, así lo identifica para después cargar el importe en la cuenta correspondiente.

Los costes de este tipo de vía es de cerca de un millón de euros por kilómetro, unas 50 veces menos que una línea de tranvía y desde el gobierno calculan que la inversión se recuperará en 3 años.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




tres × cuatro =