Wifi en casa, mucho más que navegar por internet

Nuestra red wifi puede hacer mucho más que permitirnos navegar por internet. Su señal se reparte por toda la casa y la podemos usar para otras cosas como detectar movimientos en el domicilio, funcionalidad que puede ser muy interesante para controlar, por ejemplo, el estado de personas mayores, ahorrar energía, automatizar el encendido y apagado de luces y electrodomésticos e incluso nos puede avisar de la entrada de intrusos.

El wifi, tal y como hemos dicho, se propaga por todo el hogar e interactúa con todo lo que encuentra en su camino: personas, animales, muebles y paredes, así que todo lo que se mueva dentro de su alcance alterará su señal. Esto se conoce como perfil/firma único/a. Cada uno tenemos el nuestro propio. Hoy en día, se están desarrollando tecnologías que detectan estas firmas, recopilan información sobre lo que están haciendo y dónde lo hacen.

Estas nuevas tecnologías aplican también una capa de aprendizaje (inteligencia artificial), con lo que pueden automatizar flujos de trabajo y obtener información contextual que se puede aplicar en otras herramientas y otros fines, puesto que estos softwares de monitorización están pensados para poder integrarse en productos domóticos ya existentes (IoT, routers, etc.).

Esta tecnología abre una gran variedad de posibilidades con aplicaciones clave en el sector de la seguridad, las telecomunicaciones, el control parental, el cuidado y atención de personas mayores y enfermos, así como para lograr una mayor automatización y una mayor y más completa personalización de nuestros hogares. Y todo usando nuestra wifi.

Por otra parte, y no menos interesante, este tipo de tecnologías también pueden proporcionar datos sobre los hábitos de consumo de entretenimiento televisivo de los habitantes del hogar. Hoy en día los espectadores no miran solo la televisión para entretenerse, aunque esté encendida.

En muchas ocasiones están mirando el smartphone o la tablet mientras tienen la televisión está de fondo, les interese mucho o poco lo que emiten. Y, en muchas ocasiones, las otras pantallas sustituyen completamente a la televisión. Esto supone una gran preocupación para los grupos emisores, puesto que los datos de audiencia tanto clásicos como en redes influyen en la inversión en publicidad que reciben de las marcas.

Con estas herramientas se pueden recopilar y enviar datos sobre quién está mirando la televisión, quién no, permitiendo la creación y emisión de anuncios dirigidos especialmente a la persona que está viendo la televisión en ese momento.

Electroclub
Escrito por Electroclub

Deja un comentario




12 − 2 =